Ciberculturas. Una aproximación al tema

Uno de los referentes principales en temas de ciberculturas es el informe de Pierre Lévy para el Consejo de Europa, acerca de las aplicaciones culturales del desarrollo de tecnologías de la información y comunicación con soporte digital, que vio la luz a fines del siglo pasado. 

Lévy en 1997 realiza su publicación poniendo el acento en las nuevas formas artísticas, las transformaciones en relación con el conocimiento y la educación en general, la ciudadanía, la democracia, el mantenimiento de la diversidad de lenguas y de culturas, los problemas de exclusión y la desigualdad. Antes de definir a la cibercultura o las ciberculturas, es necesario establecer un parámetro para delimitar a qué llamaremos Cultura.

levy pierre

Siguiendo a Levy, decimos que una cultura en general, se puede entender como: un gran complejo de redes de sistemas (sociales) entramádose entre sí, que solapan, comparten agentes, entornos y recursos, interaccionan, se comunican y se transforman mutuamente. Cada sistema cultural se caracteriza por un colectivo de agentes y prácticas específicas en el contexto de un entramado de entornos socio-técnico-culturales correspondientes a los diversos conjuntos de técnicas, artefactos y recursos que conforman dichas prácticas.

Entonces, diremos con Lévy que cibercultura es un neologismo que designa aquel conjunto de técnicas -materiales e intelectuales-, de las prácticas, actitudes, de los modos de pensamiento y de los valores que se desarrollan conjuntamente en el crecimiento del ciberespacio.

Y según el mismo autor establece, el ciberespacio (o Red) es el nuevo medio de comunicación que emerge de la interconexión mundial de computadoras. Es importante aclarar que en esta definición a la cual suscribimos, el término ciberespacio designa no solamente la infraestructura material de la comunicación numérica, sino también todo el universo de información que contiene, así como los seres humanos que navegan por él y lo retroalimentan de manera permanente.

A finales de los años cuarenta el matemático Norbert Wiener estableció el prefijo cyber para acuñar la palabra cybernetics con el objetivo de definir la ciencia de la interacción entre el hombre y la máquina. Para ello se inspiró en la palabra griega kybernetes, que hace referencia al trabajo de un «pilot» o «speerman». El término cibercultura deriva de la noción de «ciberespacio», mencionada por primera vez en la obra de ciencia ficción Neuromancer, de William Gibson (1984). El prefijo cyber sigue siendo usado para hacer referencia a actividades y movimientos sociales llevados a cabo a través de internet, como «ciberactivismo», «ciberart», «ciberpunk» (UNESCO 2011)

Unos años más tarde del famoso informe de Levy, y tras mucha agua bajo el puente de lo que entendíamos por cibercultura, en 2002 vio la luz un trabajo del argentino Alejandro Piscitelli, quien en su Ciberculturas 2.0 En la era de las máquinas inteligentes, complejizó y actualizó el enfoque de lo que ya en 1995 él mismo había publicado como Ciberculturas.

Del singular al plural

Podríamos decir que fuimos de un singular en el pensamiento de Lévy, al plural (o los plurales) de Piscitelli, quien explora temas como la mente y el cuerpo en la era de las máquinas inteligentes, los hipermedios, nanotecnologías, y la web como soporte del conocimiento, entre otros tema (aquí una copia que alguien publicó de todo el libro).

“El impacto social de la telemática comenzó a vislumbrarse con el establecimiento de ARPANET en 1968, convertida (…) en la espina dorsal de la telecomunicaciones en los Estados Unidos bajo la forma actual de Internet” (PISCITELLI, 2002, P. 93)

“El ciberespacio es mucho más que una innovación en los medios electrónicos o en el diseño de interfaces. Es un laboratorio metafísico, una herramienta para examinar el sentido mismo de lo real que nos obliga a preguntar acerca del lugar que ocupan los mundos electrónicos en la experiencia humana, y sobre los peligros que plantean los orígenes metafísicos del ciberespacio”. (PISCITELLI, 2002, P. 102)

Esta y otras obras que exploran de manera más o menos ordenada el fenómeno cibercultural de la revolución digital, dan cuenta de una revolución que desde sus inicios (con Internet a mediados del siglo XX) comenzó a auto-engrandecerse y terminó por estallar con la famosa explosión de la burbuja de internet (o burbuja de las punto com), y que pos año 2000 empezó rápidamente a reconfigurarse. En este último tema recomendamos ver la presentación “Burbuja punto com“, por Maximiliano Aracena de la Universidad Fasta.

Acercándonos al 2005, cuando definitivamente la web social comienza a tomar forma, surgen los primeros indicios de servicios pensados como plataformas y no como meros contenidos, y es a partir de aquí que los usuarios comienzan a tomar la posta.

Esos usuarios que empezaron a colmar las redes con sus reflexiones (como en Blogs) videos (como en Youtube) redes sociales (como en Facebook) y micropublicaciones (como en Twitter). Esta es una síntesis demasiado arbitraria, pero, de ser un mero lugar donde mostrar información, Internet pasó a ser una extensa red de servicios para conectar personas a distintos niveles.

web social

La web social y el Social Media, no es sino la consecuencia de que los arquitectos de internet y las redes hayan descubierto que el negocio no era ser producto, sino ser servicio. El valor de conectar: personas, datos, objetos es lo que hizo de Google un imperio. Y es un imperio tan grande (en términos de cultura), que todo análisis antes de Google (AG), sobre globalización y cultura, queda obsoleto.

Los procesos no son los mismos, las creaciones y recreaciones en términos culturales cambiaron, porque las ciberculturas evolucionaron del 2005 en adelante, a un ritmo y en una cantidad que no es posible comparar ni cotejar con otras épocas.

datacenter google

Son muchos y variados los autores que hablan del fenómeno, pero el nuevo período DG (después de Google) es en el que estamos. Y si eran polémicos los abordajes de la posmodernidad (modernidad tardía, o líquida, como también se le suele llamar), tanto o más lo son todo análisis que queramos hacer sobre una pos-modernidad (transmodernidad, también se le dice) con exposición permanente a entornos altamente digitalizados.

Existe la brecha digital (entre los que acceden y los que no), pero como dicen también algunos autores, las mayores distancias en muchas ocasiones no son económicas – como podría ser obtener una computadora- sino culturales (qué uso se le da).

Cibercultura en Wikipedia

Cibercultura es la cultura que emerge, o está emergiendo, del uso del ordenador para la comunicación, el entretenimiento y el mercadeo electrónico. Cultura nacida de la utilización de las nuevas tecnologías de la información y comunicación como internet. Cultura basada en las ventajas y desventajas de la libertad absoluta, el anonimato, y ciberciudadanos con derechos y obligaciones. Es un neologismo que combina las palabras cultura y el prefijo ciber, en relación con la cibernética, así como lo relacionado con la realidad virtual. Son las Tecnologías de la información y la comunicación las que han generado una gran revolución en la manera de acceder, apropiarse y transmitir la información, generando nuevos desarrollos sociales, políticos y económicos, que es lo que el común de la gente interpreta como cibercultura. Según Derrick de Kerckhove, es desde el computador donde se ha configurado un lenguaje universal: el digital. La cibercultura se puede apreciar desde tres puntos de vista:

a) Interactividad, que es la relación entre la persona y el entorno digital definido por el hardware que los conecta a los dos;

b) Hipertextualidad: que es el acceso interactivo a cualquier cosa desde cualquier parte. Es una nueva condición de almacenamiento y entrega de contenidos; y

c) Conectividad: que es lo potenciado por la tecnología, por ejemplo internet . Seguir leyendo.

Para seguir pensando

La palabra Henry Jenkins, autor de “La cultura de la convergencia”, aquí en una entrevista que nos puede servir para seguir pensando en términos de Ciberculturas, riesgos y posibilidades.

Referencias

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: